Publicado el

Camino sin recorrer

Era prudente y necesario que uno de los dos dijera que no pero, como de costumbre, nadie se lo hizo.
Ciega, se engãnaba, diciéndose querer no más que verle. Y si había aun algo de mistério, se desnudó por completo en aquella habitación, que tantas veces fue escenario de sus noches, pero de esta vez ya no había dudas ni mistérios, todo había cambiado.
Y ahora lo piensa en todo tiempo invertido, en todo lo que ha pasado y se pregunta: Para qué? Para qué tanto tiempo intentando, insistiendo en un sentimiento que señalaba desde el principio ser un completo error?
Ha pasado mucho tiempo sin poder seguir, sin hacerse vida en el presente porque todo le recordaba algo, todo le causaba dolor, todo le hacía daño… Le sobraban los precipicios. Y para qué?
Para nada! Para ser ahora como desconocidos que se esconden para que nadie se los pueda ver!

Ahora parece ser que los recuerdos se esfuman. Una pausa, un poco de calma. Si había algo de rabia, ahora duerme por aquí. Por fin, se ha dado cuenta de que puede dejar el tiempo correr que no pasa nada.
Hay que pensar que… Ha sido sólo un camino más sin recorrer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s